El “American first” para la vacuna

(ANSA) – NUEVA YORK, 10 DIC – El gobierno de Donald Trump está defendiendo sus esfuerzos para vacunar a los estadounidenses primero, al tiempo que destaca la importante inversión de los contribuyentes en el desarrollo de los antídotos contra el Covid-19 a una velocidad récord.

Al mismo tiempo, la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech está hoy siendo analizado en una audiencia por el comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, a la espera de la aprobación final.

“La ayuda está llegando. Proporcionaremos vacunas en todo el mundo”, aseguró hoy un funcionario del Departamento de Estado a ABC News.

“Pero al final del día, estos productos fueron pagados y a menudo producidos por estadounidenses, y ellos deberían tener derecho al primero”, añadió.

El funcionario recordó que “Estados Unidos es el epicentro de la pandemia”.

“Somos el país que tiene más casos, el porcentaje más alto de tasas de Covid. Es muy importante para nosotros asegurarnos de que los estadounidenses reciban esta vacuna y lo hagan primero”, destacó el funcionario.

Según una orden ejecutiva que el presidente Trump firmó el martes, Estados Unidos comenzará a proporcionar vacunas en el extranjero una vez que se haya satisfecho la demanda interna.

La decisión ha sido recibida con críticas en algunos rincones, en particular People’s Vaccine Allowance, un colectivo que incluye a Amnistía Internacional, Frontline AIDS, Global Justice Now y Oxfam, que el miércoles acusó a las naciones ricas de “acaparar” la vacuna y que advirtió que nueve de cada 10 personas de países pobres no serán vacunadas hasta 2022.

“El acaparamiento de vacunas socava activamente los esfuerzos mundiales para garantizar que todos, en todas partes, puedan estar protegidos contra el Covid-19”, dijo Steve Cockburn de Amnistía.

Sin embargo, Trump dejó en claro que su prioridad es el pueblo estadounidense y firmó una orden que sostenía que “es política de Estados Unidos garantizar que los estadounidenses tengan acceso prioritario a vacunas Covid-19 gratuitas, seguras y efectivas”.

Si bien los detalles fueron escasos durante la ceremonia de la firma, el funcionario del Departamento de Estado dijo que el plan, que lleva meses en proceso, se está concretando y será dirigido por un comité del Departamento de Estado, USAID y empleados del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“Queremos asegurarnos de que podamos avanzar rápidamente y salvar vidas y reiniciar la economía global”, dijeron. (ANSA).