El revelado digital fotográfico

Una vez que tenemos nuestras fotos en formato RAW, que según vimos nos dará un mayor margen de manejo de sus parámetros, necesitaremos procesarla con algún software para poder utilizarla en la web o en otro medio. Este proceso intermedio entra la toma y la imagen final es denominado revelado digital.

Como vimos, el archivo RAW contiene información sobre la imagen pero no es la imagen final. Para ello debemos interponer un procesado desde el cual modificaremos los distintos parámetros como: exposición, balance de blancos, enfoque, curvas de color, viñetado, correcciones de lente, etc… para que esta foto “cruda” se transforme en lo que nosotros pretendemos y en un formato utilizable (jpg, tiff, png, etc…).

Alterando la “realidad”

Muchos ven a este proceso creativo por parte del usuario como una modificación de la “realidad” de la escena captada. Pero tengamos en cuenta que siempre se hacen cambios en la imagen capturada.
En primera medida la misma cámara aplica cambios de color (WB), contraste, enfoque, etc… y estos cambios son definidos por el fabricante.
En segunda medida es simple ver como una misma escena captada por dos cámaras de distinta marca captan por ejemplo, colores diferentes con un mismo seteo.
Esto quiere decir que no existe una versión “real” de la escena (hasta las personas ven las cosas de diferente forma).

Entonces si no procesamos la imagen, dejamos que el fabricante de la cámara aplique sus ajustes por nosotros, pero lejos está de ser la realidad.

El proceso creativo

El revelado entonces es un momento en el cual el usuario define mediante algún software como quiere que se vea esa imagen.
Algunos optan por procesados donde alteran levemente los parámetros o tratan que se parezca los más posible a lo que vieron sus ojos.
Otros alterarán completamente la toma llevando la foto a resultados muy alejados de su percepción directa.

¿Cuál sería la versión correcta?

En este punto deberíamos decir que ninguna.
La fotografía artística no tiene límites y el revelado es una parte más de “hacer una foto”.
Obviamente que en determinados ámbitos fotográficos como la fotografía de naturaleza, periodística, documental, etc… estos cambios en la imagen muchas veces no son tan bien recibidos.

El fotógrafo de Reuters, Adnan Hajj, quien retocó la imagen de un paisaje del Líbano tras un ataque israelí. Incrementó y oscureció el humo.

Fotografía del diario As donde borraron con Photoshop un cartel publicitario del medio competidor.

Fotógrafo mexicano desvinculado luego de que confesara haber alterado digitalmente una fotografía.
Dentro nuevamente de la fotografía artística cada uno podrá definir cual es el grado de alteración que admite en una foto, es una decisión personal.

REGISTRATE PARA RECIBIR TODA LA INFO DEL GRUPO
¿Qué software uso?

Hay muchos softwares de distinta empresas que se pueden utilizar para editar archivos RAW.

CameraRAW / Lightroom
PhaseOne
DxO Optics
ArcSoft PhotoStudio Darkroom
LightZone
Bibble Pro
RawTherapee
UFRaw
etc…
Estos programas permiten ajustar la imagen y exportarla en algún formato definido. Algunos pertenecen a empresas más o menos conocidas o importantes, de pago o gratuitos, etc…

A partir de ahora nos vamos a decantar por el software de Adobe. Tenemos en cuenta que es la empresa desarrolladora de Photoshop, el soft de edición por excelencia. Gracias a ese peso, sus productos serán más difundidos y tendrán más futuro.
Hablaremos específicamente de Lightroom (LR) que más allá de ser un procesador de imágenes, es un catalogador, generador de fotolibros, publicaciones web, etc… (CameraRAW comparte el mismo motor)

Fuente: Buenos Aires Fotografía BAF

Deja una respuesta