El juicio político tiene respaldo de 180 diputados

(ANSA) – WASHINGTON, GEN – Avanza la posibilidad de juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con más de 180 diputados a favor de acusarlo por incitar a la insurrección, a partir de los hechos de violencia del Capitolio, pero surgen dudas.

David Cicilline, parlamentario demócrata y uno de los cofirmantes del borrador de la disposición para acusar a Trump, indicó que se cuenta “con más de 180 bancas que respaldan” la acción contra el mandatario saliente.

Los líderes demócratas de la Cámara de Representantes no han finalizado con la elaboración de su estrategia, la que se presume estará lista esta semana, después de pasar varias horas de consultas y análisis a través de llamadas y contactos online durante el sábado, incluso en la noche, dijo CNN.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, realizó la llamada con su equipo, mientras el caucus demócrata se ha movido a una posición casi completamente unificada en apoyo a la acusación al presidente Trump, por los hechos del 6 de enero, que incluyeron cinco muertes.

A Trump solo le quedan 10 días en el cargo, y las repercusiones de un juicio en el Senado en los primeros días y semanas del mandato del presidente electo Joe Biden han comenzado a pesar mucho en las conversaciones, dijo CNN.

El mandatario electo ha insistido con que “se trata de una decisión del Congreso”.
“Cuando prestamos juramento al cargo, prometemos al pueblo estadounidense nuestra seriedad en la protección de nuestra democracia”, escribió Pelosi.

“Por esa razón, es absolutamente esencial que quienes perpetraron el asalto a nuestra democracia rindan cuentas. Debe haber un reconocimiento de que esta profanación fue instigada por el presidente”, agregó la veterana legisladora.

Pelosi también dejó en claro que los miembros del parlamento deben estar preparados para regresar a Washington la próxima semana para tomar medidas sobre el tema.

La prensa estadounidense adelantó que los demócratas de la Cámara de Representantes planean presentar una resolución de juicio político el 11 de enero, algo que ya cuenta con algo más de 180 apoyos.

Pero el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dejó en claro en un memo que circuló la semana pasada que incluso si la Cámara de Representantes avanzara en los próximos días para acusar a Trump, el Senado no volvería a sesión antes del 19 de enero.

Eso colocaría el inicio del juicio el 20 de enero, justo la fecha de la investidura de Biden.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han comenzado a tener en cuenta lo que eso podría significar para los primeros días de Biden como presidente.

El juicio avanzaría en medio de la confirmación de los nominados a su gabinete y de la agresiva propuesta de estímulo que planea impulsar desde sus primeros momentos en el cargo. Una compleja dinámica, inusual en el país, además.

“Continuaremos con reuniones con miembros y expertos constitucionales y otros. Continúo agradeciendo sus comentarios”, dijo Pelosi a sus pares.

En tanto, Trump luce cada vez más bajo ataque del Partido Republicano. Según el senador conservador Pat Toomey, el presidente cometió “delitos factibles para una acusación de juicio político”.

Las palabras de Toomey se enfilan al llamado a Trump a renunciar planteado por la senadora republicana por Alaska Lisa Murkowski.

En tanto, Trump está trabajando con su equipo legal para defenderse en el juicio político y está considerando nombrar a Rudolph Giuliani y Alan Dershowitz como sus patrocinadores, dijo CNN. Ambos abogados ya trabajaron con Trump en el primer juicio político.

En tanto, el mandatario republicano redobla apuestas. Se supo hoy que la Casa Blanca presionó al abogado de Atlanta, Byung Pak, para que renuncie porque Trump no estaba contento con “su falta de cooperación” por el presunto fraude electoral de noviembre.

Lo informó The Wall Street Journal citando fuentes, según las cuales a Pak, nominado por Trump, se le pidió que renunciara el 5 de enero, el día antes de las elecciones en Georgia para el Senado. (ANSA).