Avanza la idea de destituir a Trump

(ANSA) – NUEVA YORK, 08 GEN – Son más de 200 los miembros del Senado y de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que están apoyando la destitución del presidente saliente Donald Trump, proceso que podría acelerarse a partir de la semana próxima.

Los pedidos son una reacción al motín del miércoles en el Capitolio de los Estados Unidos por parte de manifestantes pro-Trump, enfurecidos por las afirmaciones del mandatario de que las elecciones que perdió fueron fraudulentas o robadas.

El presidente no presentó una sola prueba para sostener sus afirmaciones, y todas fueron desechadas por tribunales nacionales.

Por los hechos de violencia del miércoles en el Capitolio, sin precedentes en la historia del país y en los que murieron cinco personas, entre ellas un policía, Trump fue acusado de incitar a la violencia.

Las medidas discutidas incluyen un posible segundo juicio político o la convocatoria a la Enmienda 25. Casi todos los que hacen los reclamos son demócratas o independientes, con excepción del representante de Illinois Adam Kinzinger, el único republicano.

Trump dejará el cargo en poco menos de dos semanas, el 20 de enero, cuando Joe Biden tome posesión. El jueves, el magnate reconoció en un video que se inauguraría una nueva administración y calificó el caos del miércoles como “un ataque atroz”.

Son en particular los demócratas de la Cámara de Representantes quienes están más cerca de lanzar su segundo esfuerzo de juicio político contra el presidente Trump.

El presidente del Poder Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata por Nueva York, señaló que se está trabajando a toda velocidad para acelerar el proceso.

“Tenemos un período de tiempo limitado para actuar. La nación no puede permitirse un proceso prolongado, y yo apoyo llevar los artículos de juicio político directamente al piso de la Cámara” de Represenantes, dijo, sugiriendo que el esfuerzo de juicio político pasaría por alto al Poder Judicial de la Cámara.

La Cámara de Representantes podría proceder a un voto sobre los artículos para el impeachment de Trump la próxima semana si el vicepresidente Mike Pence no invoca la 25 Enmienda.

Lo afirmó hoy la diputada demócrata Katherine Clark, asistente de la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California.

La 25ta Enmienda, ratificada en 1967 y adoptada tras el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963, trata de la sucesión presidencial y la discapacidad. En específico, la sección 4 aborda situaciones en las que un presidente no puede hacer el trabajo pero no renuncia voluntariamente. (ANSA).