Terror por las nuevas variantes del virus

(ANSA) – LONDRES, 23 GEN – La denominada variante inglesa del SARS-CoV-2 no solo es más contagiosa que la cepa original, sino que según los últimos datos e indicios en poder de los expertos podría ser incluso más mortal, anunció hoy primer ministro británico, Boris Johnson.

La alarma la lanzó en una rueda de prensa en Downing Street, citando una correcta indicación de los científicos al respecto, basada en algunas primeras evidencias de casos profundamente estudiados.

“Tengo que decirles esta tarde que nos informaron que hay alguna evidencia de que la nueva variante, además de propagarse más rápidamente, también puede estar asociada con un mayor grado de mortalidad”, dijo Johnson.

Y recalcó que la mutación británica llevó el número de ingresos hospitalarios en el Reino Unido a 38.562, que es un 72% más alto que el pico de la primera ola de la pandemia en abril.

El profesor Patrick Vallance, principal asesor científico del gobierno británico, por su parte, especificó que las evidencias reportadas por Johnson son todavía “parciales” y que están “por confirmarse”.

Pero señaló que algunos datos parecen indicar cómo, en los grupos de edad más afectados por Covid-19, la proporción de muertes por infectados puede pasar de un promedio de 10 en 1.000 “a 13-14 en 1.000”.

Por otro lado, Vallance citó datos actualizados que parecen confirmar la eficacia de las vacunas existentes ante la variante inglesa de Covid, mientras que mantuvo una sombra de incertidumbre -a la espera de elementos científicos confiables- sobre la misma eficacia contra otras mutaciones, como la variante sudafricana o la amazónica.

El saldo diario de la emergencia de Covid en Gran Bretaña sigue siendo elevado a pesar del cierre y la ralentización de la ola desencadenada por la virulenta variante inglesa de la infección.

El número de muertes registradas oficialmente en las últimas 24 horas vuelve a subir a 1.401, y eleva a 96.000 los decesos registrados desde el comienzo de la pandemia, según los datos publicados al margen de la sesión informativa actualizada de Johnson en Downing Street.

Junto al premier estuvieron Vallance y Chris Whitty, asesor científico en jefe del gobierno y director médico de Inglaterra, respectivamente.

En cambio, las nuevas infecciones se establecieron en 40.261 tras 665.000 hisopados en un día.

Como aspecto positivo, puede mencionarse que hubo una disminución en el índice de propagación del virus Rt a 0,8-1, por primera vez nuevamente dentro del umbral de transmisión exponencial 1 de diciembre.

Otro dato alentador fue el mayor avance de la vacunación con más de 5 millones y medio de dosis administradas (5,3 millones de primeras dosis y casi medio millón de refuerzos).
Empero, con las cifras de hoy, el Reino Unido se confirma en el récord europeo en números absolutos de muertes desde el inicio de la pandemia.

En relación a la población, se queda por detrás de Bélgica y (por muy poco) de República Checa, así como de la pequeña Eslovenia, que esta noche tras unos meses supera a Italia por un estrecho margen, con 1.410 muertes por millón de habitantes contra 1.402 en la Península. (ANSA).