Israel aprueba bloqueo de 3 semanas

(ANSA) – TEL AVIV, 13 SET – Israel decidió el camino del bloque que comenzará a regir desde el próximo viernes a las 14 (hora local) y durará al menos tres semanas.

Una decisión que provocó un duro enfrentamiento dentro del ejecutivo que, antes de que comenzara la votación, registró la renuncia del actual ministro de Construcción, el religioso

Yacoov Litzman, ya criticado como ministro de salud.
Ahora se temen repercusiones sobre la mayoría visto que Liztman también anunció que sup artido, Torah Unida, podría abandonar la coaliciónn.

El bloqueo -aunque el premier, Benjamin Netanyahu, en la conferencia de prensa no usó esta palabra, sino una perifrasis- todavía deja un espacio a algunas actividades económicas. Las escuelas no cerrarán antes -como fue establecido al comienzo-, sino directamente con la entrada en vigor del bloqueo.

Primer país del mundo en reintroducir el bloqueo, Israel registró un neto aumento de los contagios que superaron también los 4.000 diarios y varios responsables de hospitales, como recordó Netanhayu, pudieron en guardia que las estructuras podrían rápidamente alcanzar la saturación y las recaídas serían graves.

Entre los más decididos a apoyar el uso del bloqueo se encontraba el ministro de Salud, Yuli Edelstein, junto con el comisionado para enfermedades, Ronni Gamzu, quienes tuvieron que trabajar duro para superar las barreras levantadas por los religiosos pero también por otros ministros como aquel de finanzas, Israel Katz, quien advirtió sobre los efectos del bloqueo sobre la economía calculada en alrededor de 5 mil millones de euros.
Litzman en su carta de renuncia al primer ministro Netanyahu resaltó que el bloqueo impediría que los israelíes -comprendidos aquellos menos religiosos- participen en los actos del Año Nuevo judío y del Yom Kippur.

Entre las medidas, de hecho, estaría previsto que los fieles en las sinagogas estén presentes en proporción a la capacidad de las estructuras y que para las oraciones al aire libre pueda haber un máximo de 20 fieles. También se han introducido limitaciones para el trabajo, tanto público como privado. Sin embargo, dadas las fiestas religiosas, los supermercados estarán abiertos y se permitirán entregas a domicilio. Pero habrá restricciones para las reuniones: un máximo de 10 personas en el interior y 20 al aire libre.

Cerrarán también hoteles y centros comerciales. Los israelíes no podrán alejarse más 500 metros de sus hogares con solo unas pocas excepciones.

“Estas no son las vacaciones a las que estamos acostumbrados”, dijo Netanyahu, quien partía esta noche hacia Washington donde el próximo martes (15), en la Casa Blanca, firmará el Acuerdo de Abraham con los Emiratos y probablemente con Bahrein.

“Si nos atenemos a las reglas -continuó- estoy seguro de que derrotaremos al virus. Veo la vacuna llegando…”.

Netanyahu, sin embargo, rechazó las críticas de que su gobierno no logró hacer frente a la pandemia y la calificó de “populismo”. Por el contrario, se relanzó argumentando que el populismo y la presión eran los responsables de haber frenado las decisiones del gobierno para frenar la pandemia. (ANSA).