Fanáticos de Scooby-Doo racistas y enojados

NUEVA YORK 16 JUN – Los fanáticos de Scooby-Doo pusieron el grito en el cielo luego que Warner Bros. anunció la semana pasada que Velma Dinkley, personaje de la serie, sería un personaje asiático en el nuevo programa para adultos de HBO Max de Mindy Kaling.

En Twitter se volvieron virales los comentarios racistas y tradicionalistas de los fanáticos de la pandilla del perro investigador.

“Bueno, entonces ella no es Velma”, tuiteó una persona.

“Velma no es real, hermana”, denunció otro.
La gran cantidad de quejas que llevaron a Velma a la página de tendencias fue seguida por un número igual de fanáticos que defendieron la decisión de Kaling.

“¡Scooby doo donde estas!”, la serie animada original que inspiró varios remakes, llegando inclusive al cine, fue creado en 1969 y solo se emitió durante un año en CBS.

Entonces contó con un elenco de todos los personajes blancos, con la voz de todos actores blancos, y su perro, Scooby.

Se ha reinventado muchas veces desde entonces, incluidas varias versiones de dibujos animados y de acción en vivo.

A lo largo de las décadas, 12 actrices han dado voz a Velma animada y otras cuatro la han interpretado en adaptaciones de acción en vivo.

En el programa “Scooby-Doo! El misterio comienza” y “¡Scooby-Doo! Curse of the Lake Monster”, remakes en vivo de 2009 y 2010, Velma fue interpretada por Hayley Kiyoko, una actriz y cantante de ascendencia japonesa.

Gina Rodríguez, una actriz puertorriqueña, interpretó a Velma en la película animada de 2020 “¡Scoob!” donde el personaje también tenía la piel más oscura.

Aunque algunos en Twitter hicieron comentarios abiertamente racistas sobre la nueva serie de Kaling, algunos compartieron su preocupación de que la representación de Velma como un asiático-americano juega con el mito de la minoría modelo de que los asiáticos son inherentemente trabajadores y estudiosos.

La controversia y el racismo a menudo sobrevienen cuando las personas de color asumen roles tradicionalmente blancos.

En 1997, una adaptación en vivo del clásico de princesas “Cinderella” contó con la cantante y compositora negra Brandy en el papel principal.

Si bien la película se recuerda ahora como un clásico, recibió comentarios racistas tanto de los espectadores como de profesionales de la industria.

Una reacción similar siguió al anuncio del casting de la cantante Halle Bailey como Ariel, en la próxima versión de acción en vivo de “La Sirenita”, de Disney. (ANSA).