El Papa recuerda con cariño sus últimos encuentros con Maradona

“El Papa reza por él como lo ha estado haciendo en los últimos días cuando se agravaron sus condiciones de salud”, informó el vocero vaticano. También le envió un rosario bendecido a su familia.

El papa Francisco recordó con cariño las últimas veces que se reunió con Diego Armando Maradona, quien falleció el miércoles 25 de noviembre a los 60 años en un barrio privado del partido bonaerense de Tigre.

El director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, informó que “El Papa fue informado de la muerte de Maradona y recuerda con cariño las veces en que se encontraron”.

“Reza por él como lo ha estado haciendo en los últimos días cuando se agravaron sus condiciones de salud”, agregó.

Por su parte, este jueves, el embajador argentino ante Italia, Roberto Carlés, le entregó en mano a Claudia Villafañe, exesposa del futbolista, un rosario bendecido por el Papa, durante el velatorio que se lleva a cabo en la Casa Rosada.

En tanto, Vatican News se hizo eco de la muerte del futbolista argentino, Campeón del Mundo 1986, mediante un artículo con el título: “Falleció Maradona, poeta del fútbol”.

El mundo del deporte lamenta la muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona, considerado por muchos el mejor jugador de todos los tiempos. Los encuentros con el papa Francisco en 2014, en ocasión del “Partido por la Paz”, y luego en 2015, en el marco de las iniciativas y proyectos de Scholas Occurentes”.

Texto del artículo “La epopeya deportiva de Maradona”
Desde las polvorientas afueras de Buenos Aires hasta los callejones de Nápoles, la epopeya deportiva de Maradona, que subió al techo del mundo con su equipo nacional en 1986, es la historia del fútbol. Es historia su gol contra Inglaterra con un memorable slalom entre los oponentes, llegó después del gol con un puño rebautizado como la “Mano de Dios”.  También forman parte de la historia sus triunfos en Nápoles, donde ganó dos Scudetti, en 1987 y 1990, y una Copa de la UEFA. Sus objetivos, hijos de una técnica superior y un pie izquierdo sin igual, son un legado para generaciones de deportistas. Sus jugadas son la más alta expresión del fútbol, la que combina el estilo con la agilidad, el salto decisivo con una extraordinaria visión del juego.

Extraordinario futbolista, hombre frágil
Un extraordinario futbolista pero también un hombre frágil, con una vida marcada en varias ocasiones por el flagelo de las drogas. Una vida que desde los primeros paseos por el popular barrio de Villa Fiorito hasta los últimos momentos en su casa de Tigre, a la edad de 60 años, nunca se separó de su amor por su tierra natal, su amada Argentina. El mismo país del papa Francisco que ama el fútbol y es fanático de San Lorenzo de Almagro. El Papa pudo admirar las hazañas del mayor fantasioso de todos los tiempos. Lo conoció y lo vio dos veces.

Corría el año 1986…
Hace sólo unos días, hablando de sí mismo en el libro “Volvamos a soñar”, Francisco habló de su estadía en Alemania y de haber vivido en soledad el triunfo de la Argentina en la Copa del Mundo de 1986. Una victoria en el signo de Diego Armando Maradona que entregó la Copa del Mundo a la Albiceste, por segunda vez en su historia. Y esa camiseta número 10, “El pibe de oro” la trae al Vaticano años después, el 1 de septiembre de 2014. En el aula Pablo VI, Francisco agradeció a los campeones de fútbol que se habían unido al partido interreligioso por la paz que se jugaría por la noche en el Estadio Olímpico de Roma. Todo un desafío en nombre de la solidaridad, organizado por Scholas Occurrentes, promovido por el Papa, y la asociación de Xavier Zanetti, otro importante campeón argentino, “Fondazione P.u.p.i Onlus”.

Una pelota vale más que mil rifles
El emocionado abrazo de Maradona al Papa, la entrega de la camiseta con las palabras “Francisco” y la dedicatoria: “Al papa Francisco con todo mi afecto y mucha paz para el mundo entero”. A los micrófonos de muchos periodistas, Diego Armando dice que entre ellos dos “el verdadero campeón” es el pontífice. Y confiesa que se distanció de la Iglesia pero  siente una profunda cercanía con Francisco por su atención a los pobres. “¿Qué me dijo el Papa? Que me estaba esperando”.

En los micrófonos de Radio Vaticano, Diego Armando Maradona lanza un mensaje de paz:

R. -Creo que todos tenemos algo en el corazón cuando vemos la guerra, cuando vemos la muerte… Deberíamos dejar muchas cosas de lado y buscar la paz. Creo que este juego rompe un poco la idea de que los jugadores no hacemos nada por la paz: ¡es todo lo contrario! Lo que queremos es que la gente tome conciencia de que lo mejor para todos es la paz.

-¿Crees que el deporte puede contribuir a la paz?

 -R. -¡Es fundamental! ¡Es esencial! Creo que una pelota vale más que 100 armas. ¡Eso está muy claro para mí! El deporte es lo que te hace pensar que no dañarás a los demás.

Francisco, un fenómeno
El compromiso de Maradona con Scholas Occurentes no termina con el partido de 2014 en el Olímpico. A su regreso a Italia, el campeón participa en una conferencia de prensa en la sede de Radio Vaticano, donde se ilustran proyectos e iniciativas en nombre de la educación y la solidaridad. Este es el escenario de un nuevo encuentro entre el Papa y Maradona que tiene hermosas palabras para Francisco, llenas de admiración y estima:

“Me gustaría agradecer a Francisco por todo el afecto que me da. Hoy creo que todos reconocemos que es un fenómeno, que hará algo por los niños y que tenemos un Papa fantástico. Hablamos de muchas cosas, del compromiso de reunir a los jugadores y hacer algo por los niños que no comen en muchas partes del mundo. Y estuvimos totalmente de acuerdo, pero tomará mucho tiempo. Hoy puedo decir que soy partidario de Francisco. El primer partidario de Francisco soy yo”.

El Santo Padre me trata como a un hermano y trata a todos por igual. Trata a todos de la misma manera: besa a todos, abraza a todos. Tiene poco tiempo a su disposición, trabaja mucho pero siempre encuentra tiempo para todos.

Lo que estoy viviendo es un sueño. Esto es lo que quise hacer desde hace mucho tiempo. Jugué al fútbol y hoy hay niños que siguen jugando al fútbol, que necesitan comprar zapatos, para los que no hay un campo donde puedan jugar. Lo que queremos hacer con Scholas es ayudarlos. Y todos los jugadores de fútbol están con Francisco.

En 2016, una llamada telefónica con el Papa
En 2016, la tercera edición de la Fiesta de la Paz, el 12 de octubre, también se recaudaron fondos para Amatrice, que fue gravemente herida por el terremoto, Maradona participó y reveló que había recibido una llamada telefónica del Papa. “Cuando me dijeron que también jugaríamos por los afectados por el terremoto, pensé que no podíamos perdernos una iniciativa como esta. Haremos algo muy grande, recaudaremos fondos para alimentar a los niños, para dar nuestra opinión sobre la paz y para dar un gran aplauso al papa Francisco