El funcionario radical Manuel Sussini obligaba a sus secretarias a masturbarlo, segun él, por indicación de la Preparaga

Manuel Sussini, asesor del gobernador de Corrientes, Gustavo Valdéz, fue separado de su cargo luego de ser acusado de los delitos de “privación ilegítima de la libertad, abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia de una menor de 18 años y coacción”. Mientras avanza la investigación sobre las causas que se le imputan, en las últimas horas se conoció que una prepaga analiza demandarlo por haber invocado los servicios de la empresa para justificar sus maniobras de perversión e instigación sexual.

De acuerdo a una serie de audios difundidos por medios correntinos, el exfuncionario intentaba persuadir a las víctimas con el argumento que la prepaga le cubría un tratamiento por servicio sexual para aliviar un problema de salud. En un acto de manipulación inverosímil, también involucraba a la gerenta de la obra social.

Manuel Sussini, asesor del gobernador de Corrientes, Gustavo Valdéz, fue separado de su cargo luego de ser acusado de los delitos de “privación ilegítima de la libertad, abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia de una menor de 18 años y coacción”. Mientras avanza la investigación sobre las causas que se le imputan, en las últimas horas se conoció que una prepaga analiza demandarlo por haber invocado los servicios de la empresa para justificar sus maniobras de perversión e instigación sexual.

Sussini, acusando que su enfermedad no se lo permitía y que necesitaba hacerse estudios, les pedía a sus “secretarias” que lo masturbaran para ayudarlo a sanar. “Me dijo que tenía problemas de salud y que tenía que hacerse un estudio que consistía en la muestra de su semen. Lo que yo tenía que hacer era ayudarlo a él, masturbándolo, porque con su enfermedad no podía, no se sentía cómodo y conmigo sí, porque tenía confianza. Me insistió varias veces ese día. Le dije que no y me asusté”, contó una víctima en uno de los audios.

Su defensa apuntará a su falta de virilidad e impotencia, para descartar que pudiera haber violado a sus denunciantes. Una trama cinéfila, que ni el propio Quentin Tarantino, se animaría a escribir semejante guion.

En otro fragmento, se escucha una conversación entre el funcionario, una secretaria y una tercera mujer donde Sussini habla de la prepaga y las masturbaciones que le solicitaban. Una de las mujeres le comenta que iba a ir a la obra social para asegurarse de lo que relata. “Yo voy a ir hoy a la tarde a la prepaga para preguntarle algunas cosas: si es verdad eso que hay que acostarse, que hay que hacerle el amor, que usted tiene que acabar, que ponen chicas para que se acueste con alguien que está enfermo”, expresa una joven ante las excusas insólitas de Sussini.

Estas acusaciones contra Sussini se suman a la denuncia que dos hermanas adolescentes hicieron la semana pasada por abuso sexual: se presume que las jóvenes habían llegado de una localidad del interior de la provincia con la promesa de desarrollo profesional y que residían en una vivienda perteneciente al funcionario. La causa recayó en el Juzgado de Instrucción N°6, a cargo de Graciela Ferreyra, y en la fiscalía de Instrucción N°3, a cargo de Mónica Espíndola.

El viernes pasado Sussini debía presentarse para ser indagado por las autoridades judiciales, pero no asistió y la policía no lo encontró en su domicilio el fin de semana. Fuentes judiciales confirmaron que el ex legislador del partido Compromiso Correntino, senador provincial entre 2001 y 2003, y diputado provincial en dos períodos -de 2003 a 2007 y de 2011 a 2015- “recibió la prisión domiciliaria que le fue otorgada por la Justicia debido a su estado de salud”. Fuente: Pagina 12.