Anuncian un muro en la frontera con Haití

(ANSA) – SANTO DOMINGO, 28 FEB – República Dominicana construirá una barrera a lo largo de los 380 kilómetros de la frontera que la separa de Haití, con el objetivo de detener la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y el ingreso de vehículos robados.

Así lo anunció el presidente dominicano, Luis Abinader, que indicó que las obras comenzarán dentro de un año y que estarán completadas dentro de dos.

Los dos países caribeños, que comparten la isla Hispaniola, siempre han tenido relaciones difíciles.

Haití es uno de los países más pobres del hemisferio occidental. La República Dominicana tiene una población de 11 millones y cerca de medio millón de migrantes haitianos, quienes pronto recibirán documentos de identidad.

Entre los dos países ya hay algunos tramos de barrera, en los puntos más calientes de la frontera.

Pero el nuevo muro, cuyo costo no se ha anticipado, estará equipado con una reja doble con sensores de movimiento, cámaras infrarrojas y sistemas de reconocimiento facial.

En su primer discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, Abinader dio a conocer las nuevas medidas de refuerzo de la seguridad en la zona, que incluye una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto.

“En un plazo de dos años, queremos poner fin a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados que padecemos desde hace años y lograr la protección de nuestra integridad territorial que llevamos buscando desde nuestra independencia”, manifestó.

La posibilidad y viabilidad de que se construya un muro en la frontera domínico-haitiana ha sido por décadas un tema que ha generado posiciones a favor y en contra y, que en los últimos años, ha motivado reacciones hasta del propio presidente actual de Haití, Jovenel Moise.

En diciembre de 2019, mientras se generaban discusiones por la construcción del muro en la frontera de Estados Unidos y México que realizaba el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, el Moise fue consultado sobre un eventual levantamiento de un muro.

“Soy el presidente de Haití. Lo que me interesa es proteger a los ciudadanos en Haití. Me interesa trabajar por el desarrollo de mi país. Me intereso porque los 27.750 kilómetros de tierra y casi 90.000 kilómetros de mar se respeten, porque es lo que dice la Constitución”, recalcó entonces.

En su discurso, Abinader aclaró que en su administración están “decididos a mantener unas relaciones de mutuo beneficio con Haití.

Asimismo, prevé colaboración internacional para edificar hospitales de maternidad en el lado haitiano de la frontera, el primero de los cuales se construirá en la ciudad de Juana Méndez.

En República Dominicana causa polémica el hecho de que cerca del 30% de los partos en los hospitales públicos corresponden a mujeres haitianas, una cifra que supera el 60% en regiones de frontera.

La mayoría de esas parturientas, no obstante, son haitianas que residen en República Dominicana, aunque muchas de ellas carecen de visado o permiso de inmigración. (ANSA).