Decidimos aumentar el mínimo no imponible para los trabajadores de la 4ta categoría en un 20% a partir del 1° de marzo. Esto significa para Nación un sacrificio fiscal importante, más de $8.000 millones que se dejarán de tributar en el rubro de ganancias. El mínimo no imponible sobre el salario bruto para un trabajador soltero sube a $8.360 y para uno casado con dos hijos a $11.563. El 82,52% de los trabajadores no van a tributar el impuesto a las ganancias. Solamente va a tributar este impuesto el 17,48% de los trabajadores, los de más altos ingresos. De esos 1,6 millones de trabajadores registrados, sólo el 7% deberá pagar por encima de los $500 por el Impuesto a las Ganancias. Esto significa que el trabajador que gane $8.360 va a tributar $3, menos que el boleto del subte de Macri.
Por la ley de movilidad jubilatoria que fue creada por este gobierno, dos veces al año nuestros jubilados y pensionados tienen aumento. El aumento para jubilados y pensionados a partir del 1° de marzo es del 15,18%, un incremento anual respecto de los valores del 2012 del 28,33%. La jubilación mínima pasa de $1879,67 a $2.165 y la pensión asistencial de $1.502 a $1730. Este aumento jubilatorio representa una inyección de $33.289 millones al año al consumo e inversión. Se suman a los $264.000 millones (el 7% del PBI argentino) que por año paga la ANSES a su sistema de jubilados y pensionados.
Hemos podido sostener el empleo. En el 4to trimestre los datos que tenemos son del 6,9% de desempleo para el último trimestre del año. Hemos bajado un 0.7, casi un punto en la desocupación en la peor crisis que se recuerda. ¿Esto saben qué es? El Estado, la presencia del Estado sosteniendo el trabajo, el consumo, el mercado interno, el crédito a los empresarios. Argentina no empezó cuando yo llegué ni termina cuando me vaya, lo importante es que este este proyecto de país siga… Nos ha permitido 10 años de crecimiento, inclusión social. Pongamos todos un cachito de nuestra parte para que las cosas sigan adelante.

Deja una respuesta