París empeora y piensa en reforzar medidas

(ANSA) – PARIS, 04 OTT – La inversión de tendencia que el ministro de Salud francés, Olivier Véran, esperaba en estos días para evitar que París e Ile de France pasaran de ser zona roja a unas de máxima alerta sanitaria, no se produjo y el gobierno prepara el anuncio de nuevas medidas restrictivas.

Esta noche, Verán podría anunciar el cierre, a partir del lunes, de los bares de la capital francesa, mientras que los restaurantes esperan eludir esta medida poniendo un práctica un protocolo más rígido para recibir a sus clientes. Las últimas cifras demuestran que la curva de aumento de los contagios no da tregua, con casi 17.000 positivos en las últimas 24 horas, un verdadero récord.

El evidente agravamiento de la situación sanitaria surge también de una nota enviada por las autoridades sanitarias de los hospitales parisinos a los responsables de Recursos Humanos, en la que se pide la revocación de las vacaciones por el feriado de Todos los Santos, a fines de octubre.

En París, desde hace una semana los bares ya están obligados a cerrar sus puertas a partir de las 22.

Los restaurantes solicitaron permanecer abiertos con el refuerzo de controles sanitarios, la toma de temperatura a los clientes, límites de grupos de 8 personas por mesa, así como el registro del nombre y la dirección de todos los clientes, para seguir la trazabilidad de los casos de Covid-19, si se presentaran.

El consejo científico que asesora al gobierno de Emmanuel Macron emitirá sus opiniones el lunes. (ANSA).