MGM, coloso de Hollywood, evalúa su venta

(ANSA) – LOS ANGELES 22 DIC – Una década después de la salida de la bancarrota, la compañía estadounidense de producción y distribución de películas Metro-Goldwyn-Mayer Studios (MGM) explora la posibilidad de colocar sus activos en el mercado y para ello contactó a los bancos de negocios Morgan Stanley y LionTree. Varias veces en los últimos años objetivo de adquisiciones, la histórica productora cuenta con un vasto catálogo de películas y programas de televisión que son de especial interés en estos días en que el parate de la producción, debido a la pandemia de coronavirus, hace que todo tipo de contenido sea particularmente valioso para los servicios de streaming.

Según el Wall Street Journal, que accedió a la información sobre la venta de fuentes cercanas a la operación, los estudios y la cineteca están valuados en el mercado en alrededor de 5.500 millones de dólares, que incluyen 2.300 millones de dólares de deudas.
No es la primera vez que, en los últimos años, se habla de la venta de MGM: por negociaciones no autorizadas con Apple, hace dos años, el Ceo Gary Barber fue despedido de inmediato.

Sin embargo, en el pasado, los potenciales compradores siempre fueron desalentados por el precio.

El diario asegura que MGM espera ahora atraer el interés más allá de los tradicionales “jugadores” de Hollywood y apunta a empresas internacionales de medios, inversores de capital de riesgo y sociedades con fines específicos, éstas últimas, cada vez más populares en Wall Street, como alternativa a la cotización en Bolsa. El mayor accionista de MGM desde 2010 es Anchorage Capital, un fondo de cobertura gestionado por el ex Goldman Sachs Kevin Ulrich.

Los estudios no tienen administrador delegado desde 2018, cuando Barber, el cofundador de Spyglass Entertainment que ingresó a MGM tras la bancarrota, fue despedido bruscamente.

La compañía más importante de Hollywood es hoy propiedad de gigantes de las comunicaciones, como AT&T (Warner) y Comcast (NbcUniversal) o se está transformando, como sucede con Disney, en servicios en streaming. Apple y Amazon están cada vez más interesados en los mercados cinematográficos y televisivos mientras que Netflix continuó creciendo durante la pandemia.

MGM, cuyo catálogo histórico con películas como “Lo que el viento se llevó” y “El mago de Oz” pasó en los noventa al control de Warner, tiene un acervo de aproximadamente 4.000 películas y 17.000 horas de programas de televisión, incluidas franquicias como “Rocky”, “La Pantera Rosa”, “El Señor de los Anillos” y la serie de televisión “Viking”.

La productora tiene acuerdos de licencias de películas como “El silencio de los inocentes”; “Danza con lobos”, “Rain Man” y “Terminator”.

El activo más importante, sin embargo, sigue siendo el de las películas de James Bond, que MGM comparte con Danjag, el holding dirigido por la familia Wilson Broccoli. El vigésimo quinto filme de Bond, “No time to die”, debería haberse estrenado en noviembre pasado: fue pospuesto para el 2 de abril de 2021 debido a la pandemia que obligó al cierre de la mayor parte de las salas cinematográficas de Estados Unidos. (ANSA).