“Más del 70 % de las mujeres argentinas reconocen haber sufrido violencia de género alguna vez”

Los datos surgen de un relevamiento elaborado durante el último año por Fernanda Gil Lozano, ex Legisladora Nacional y actual precandidata a Diputada Nacional para el Parlasur por el Frente Renovador.
El estudio se basa en un trabajo de campo sobre un total de 16522 casos obtenidos sobre mujeres de entre 18 y 65 años, a través de encuestas en vía pública, encuentros femeninos, seminarios, charlas debate, cuestionarios telefónicos y relevamientos de consultas médicas y psicológicas, en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Buenos Aires, Santa Fé, Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Posadas, Corrientes, Formosa, Mendoza, Paraná, Tucumán, La Rioja, Salta y Jujuy.
El trabajo detalla que “el 72,4 % de las mujeres argentinas reconocen que fueron víctimas de violencia de género en alguna de las etapas de su vida. Sobre ese porcentaje, el 36,5 % recordó haber sido agredida verbalmente por su pareja, el 21,7 % dijo que sufrió algún tipo de agresión física, y el 14,2 porcentual restante se divide entre quienes afirmaron haber padecido acoso sexual en el colegio o en su trabajo, exhibicionismo, abuso físico en algún medio de transporte o descalificaciones machistas en la vía pública”.
El muestreo también destaca que “sigue siendo muy bajo el número de mujeres que denuncian a sus agresores en todos esos hechos, siendo que el 82,6 % de las mujeres reconocieron no haber denunciado a quienes las maltrataron”.
Sobre el total de esos casos no denunciados, la mayoría de las víctimas afirmó que no se animó por miedo a que la situación se agravara, por culpa, o por vergüenza al “qué dirán”.
Gil Lozano explicó que “es muy importante denunciar para poner en alerta la situación y prevenir que la violencia siga aumentando” dado que “generalmente las agresiones se dan de manera espiralada, incrementándose y pasando del ataque verbal al físico”.
En ese sentido, la precandidata a ocupar un lugar en el Parlamento del Mercosur aseguró que “la mujer que llega a hacer una denuncia viene de sufrir un verdadero infierno durante mucho tiempo, porque el pedido de ayuda no es algo que salga naturalmente” y agregó que “en la mayoría de los casos las mujeres tienen mucho miedo, sufren vergüenza, se sienten expuestas y culpables ante la posibilidad de denunciar, creyendo que las que están equivocadas son ellas, motivo por el cual las denuncias no se hacen cuando corresponde”.
Por ello, reiteró la necesidad de sancionar el proyecto que elaboró e impulsa para reeducar a los hombres violentos. Se trata de la creación del Programa Psicosocioeducativo Nacional, destinado a modificar conductas agresivas en pos de favorecer la reinserción social y la prevención de la violencia masculina, así como su reincidencia.
Ese proyecto promueve la modificación de la Ley 26.845 de Violencia de género y la inserción del artículo 27 BIS, para la formación del plan de trabajo destinado a proveer las medidas conducentes para brindar a los violentos, asistencia médica o psicológica, a través de los organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil con formación especializada en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres.
Por otro lado, la autora de la iniciativa dijo que “hasta hoy nunca se buscó trabajar con los varones violentos para hacerles tomar conciencia de que actuaron mal, entonces seguían creyendo que lo que habían hecho estaba bien” y agregó que “la violencia va creciendo cada día y si no se empieza a trabajar con los hombres para marcarles los límites, esos varones vuelven a violentarse”.
Además, la histórica luchadora por los derechos de la mujer considera necesaria la declaración de Emergencia Nacional por violencia de género, tras las alarmantes cifras de mujeres que son asesinadas o sufren agresiones de este tipo en todo el país, y propone prevenir esos ataques con enseñanza preventiva desde la escuela primaria, para tratar de lograr que los menores aprendan a construir desde pequeños una nueva interrelación sin violencia entre géneros.
Finalmente, Gil Lozano consideró que es fundamental trabajar en todas esas iniciativas e impulsar un cambio de gobierno en las próximas elecciones, dado que el Estado Nacional actualmente “no demuestra estar a la altura de las circunstancias porque no hace un buen diagnóstico de lo que ocurre y, como consecuencia, tampoco actúa como corresponde”.

Deja una respuesta