Las aulas francesas, ejes de los rebrotes

(ANSA) – ROMA, 27 SET – Un tercio de los focos actuales de Covid-19 en Francia se encuentran en escuelas y universidades, con 285 brotes, 32% de los 899 registrados en todo el país.
Esto es lo que surge del último boletín semanal que publican las autoridades de salud y del que da cuenta hoy el diario Le Monde.
Por primera vez, el mundo de la educación precede al de las empresas en materia de contagios, pues en ese sector hay 195 brotes activos.
Detrás de las instituciones de educación y las empresas, siguen las estructuras de salud con 97.
El SARS-CoV-2 se sigue propagando a un ritmo muy elevado en Francia, con 14.412 contagios en 24 horas comunicados este sábado por las autoridades sanitarias y 31 muertos, lo que eleva la cifra total a 31.700 decesos desde el inicio de la pandemia.
En su informe diario puesto en línea, la agencia de salud pública del Ministerio de Sanidad indicó que la tasa de positivos respecto a los test realizados subió como ya lo hacía en los días anteriores hasta el 7,2%.
El número de contagios anunciados este sábado es inferior a los 15.797 del viernes y a los 16.096 del jueves, pero está netamente por encima de los que hubo en cualquier día durante el verano.
Además, 4.102 personas han tenido que ser hospitalizadas por el Covod-19 en Francia en los últimos siete días y 763 han entrado en unidades de terapia intensiva en ese periodo.
Ante la inquietante evolución de todas esas estadísticas desde hace semanas, el Gobierno francés ha programado un endurecimiento del dispositivo de restricción y cierres en los territorios con más casos a partir de este fin de semana.
El área urbana formada por Marsella y Aix en Provence así como la isla de Guadalupe, en el Caribe, se consideran ahora en “alerta máxima”, lo que se traducirá, entre otras cosas, en un cierre a partir del lunes de todos los bares y restaurantes que debe prolongarse dos semanas.
También se clausurarán allí los centros que reciben público, salvo aquellos que ya contaban con un protocolo sanitario estricto, como los teatros, los cines y los museos.
En la llamada “zona de alerta reforzada”, un escalón por debajo, han pasado a estar once áreas urbanas, como las de París, Lyon, Burdeos, Niza, Toulouse, Montpellier o Lille.
(ANSA).