La Pampa cambia la marcha peronista. “…combatiendo al Déficit Fiscal”

Muy enfática defensa el gobernador electo Sergio Ziliotto de una conquista que parece lejana para el pampeano de a pie: el superávit fiscal. Así lo proclamó en su discurso triunfal de este domingo (19/5) cuando la ventaja sobre el radical Kroneberger era indescontable: “seguiremos defendiendo ese superávit fiscal histórico que nos permite a nosotros día a día las banderas del justicialismo, en dependencia económica, soberanía política y justicia social”. Pero ¿qué hay detrás del superávit de La Pampa, una de las dos provincias que se negó a firmar el Consenso Fiscal de Macri?

Apenas se hizo indescontable la distancia entre el peronista Sergio Ziliotto y el radical Daniel Kroneberger, el ganador salió a dar su discurso triunfal sentado al lado del actual mandatario Carlos Verna. Allí lanzó una peculiar proclama: «el 10/12 este resultado será mayor responsabilidad, seguiremos luchando por los pampeanos y defendiendo el superávit histórico que tiene la provincia que nos permite a nosotros sostener día a día las banderas del justicialismo, en independencia económica, soberanía política y justicia social”.

Tan importante es para el peronismo pampeano el superávit fiscal -una cuestión distante para el ciudadano común al que le preocupan otras variables económicas que se reflejan más claramente en su bolsillo-, que en el orden en que lo pone Ziliotto quedó al final el concepto de Justicia Social.

Ocurre que para el peronismo local el sostenimiento de ese superávit no fue sencillo y se logró rechazando el Consenso Fiscal de Macri que suscribieron 22 provincias y con Carlos Verna enfrentado a la Casa Rosada.

Verna cree que esa decisión le permitió más discreción a la hora de administrar los recursos provinciales y entregarle a Ziliotto las cuentas ordenadas, además de poder hacer una campaña sin ajuste.

Màs artìculos afines  Las franquicias resisten a la crisis

En setiembre de 2018, el actual mandatario pampeano hacía ostentación de sus números: “No tengo déficit fiscal. ¿Cómo voy ajustar si tengo superávit?”, se preguntó ante los periodistas y lanzó un dardo a sus compañeros: “Me parece que hay gobernadores peronistas que están más cerca de Macri que de Perón”. Estas declaraciones ocurrieron antes de ingresar al Consejo Federal de Inversiones, antes del tratamiento del Presupuesto 2019.

La Pampa no quería que el pacto fiscal la privara de decidir sobre sus impuestos, es decir, de sus ingresos. El Consenso Fiscal la obligaría –según alegaron- a dejar bajo control nacional la matriz impositiva de la provincia.

Al final los gobernadores negociaron con el Gobierno y el Consenso fiscal no lo suscribirían ni Verna ni el puntano Alberto Rodríguez Saá.

Ese acuerdo se firmó en diciembre de 2017 y luego lo aprobó el Congreso.

En 2018 cuando se trataba el Presupuesto 2019 en el parlamento, Ziliotto destacó la cuestión impositiva, clave en el superávit pampeano además de una administración prolija: “Se ha confirmado que Nación pretende eliminar el sistema diferencial para establecer las deducciones del Impuesto a las Ganancias de los empleados públicos de la Casa de Gobierno, docentes, legislativos, judiciales, policía y algunas otras ramas de otros gremios. Si este presupuesto se aprueba, significa meterle la mano en el bolsillo a los trabajadores del Estado, son $600 millones que no se van a derramar en la economía provincial”.

En una entrevista el 17 de mayo con el portal Infobae, Ziliotto comentó sobre el tema:

-El Estado esta muy presente dentro de la política que pregonan. ¿Esa es la clave del respaldo de la gente durante tantos años?

Màs artìculos afines  La Policía de la Ciudad atrapó a dos motochorros en Constitución

-Exactamente. El Estado tiene capacidad y soberanía política para intervenir en la economía. Tenemos una enorme cantidad de créditos subsidiados, una planta láctea que provee a comedores comunitarios y pone en góndola un litro de leche a $25. Y el Estado garantiza que el precio se mantenga.

– ¿La fortaleza del estado y el orden de la Economía que resalta son el argumento por el que mantienen autonomía del gobierno y no están atados a la relación política?

-Claramente. Tenemos históricamente un superávit fiscal. No tomamos deuda. Por eso tenemos independencia económica y soberanía política. Por eso no firmamos el consenso fiscal. Mantenemos nuestra soberanía fiscal y tributaria. Nos hace fuerte eso. La gente internalizó una forma de gobierno provincial. Un estado presente. No un estado gordo. De cada 4 empleados, hay 3 que están destinados a servicios públicos: educación, seguridad y justicia. El resto es administración pública. Nosotros podemos vivir con lo nuestro.Fuente: Urgente 24.