El Papa promulgó nuevas normas para prevenir y combatir los abusos

Agencia AICA. El papa Francisco promulgó la carta apostólica en forma de motu proprio Vos estis lux mundi (“Ustedes son la voz del mundo”), relativa a las nuevas medidas que deben adoptarse para prevenir y combatir los abusos sexuales perpetrados por clérigos contra menores de edad y personas vulnerables, además de los actos de violencia, amenazas o abuso de autoridad.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede destacó en un comunicado que este documento pontificio es “un compromiso adicional de la Iglesia en esta área”, y es fruto de la reflexión y la colaboración durante y después de la cumbre antipederastia de febrero pasado, en la que participaron presidentes de las conferencias episcopales y los moderadores de los principales institutos religiosos.

Vos estis lux mundi contiene varios elementos innovadores que tienen como objetivo promover una mejor coordinación entre las diócesis y la Santa Sede.

En particular, todas las diócesis deben establecer sistemas estables y de acceso público dentro de un año para informar casos de abuso sexual y su cobertura.

Además, el motu proprio obliga a todos los clérigos, religiosos y religiosas, a informar a las autoridades eclesiásticas competentes de los abusos de los que tienen conocimiento. Por lo tanto, los casos notificados se verificarán y decidirán de acuerdo con el derecho canónico.

En cuanto a los informes contra los obispos, el motu proprio introduce medidas de procedimiento que, como norma, confían la verificación de lo que se ha informado al metropolitano de la provincia eclesiástica respectiva.

Además, por primera vez, se establecen los plazos dentro de los cuales se debe llevar a cabo la investigación, además de las modalidades que debe seguir el metropolitano, que puede hacer uso de la contribución profesional específica de los laicos.

Màs artìculos afines  La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, recibe al Papa Francisco

Finalmente, el motu proprio pone el debido énfasis en el cuidado de las personas ofendidas y en la importancia de que sean bienvenidos, escuchados y acompañados, ofreciéndoles la asistencia médica y espiritual que necesitan.

“Es un gran deseo que el nuevo motu proprio, apoyado por la oración y animado por la conversión, contribuya a erradicar la plaga del abuso sexual de menores y personas vulnerables”, expresa la Oficina de Prensa de la Santa Sede