El Discurso de CFK durante la Feria del Libro

Por Ana Leguisamo Rameau. La cita ya estaba prevista en la Feria del Libro y todo se llevó con puntualidad cuando, al cumplirse las 20:00, la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner, arribó al Predio Cultural. Escoltada y entrando por la puerta trasera de las exposiciones,  CFK se instaló para comenzar con su breve discurso directo, breve y al punto.Era imposible que ella disimulara la felicidad que se les dibujaba en la cara pues las masas, desde afuera y mirando en la pantalla grande, la aguardaban con tal ansiedad mientras la lluvia no impedía que se moviera un alfiler o que alguien se retirara.  Los invitados VIP también habían asistido con formalidad. Hubo  famosos tales como Cecilia Roth, Pablo Echarri, Arturo Bonín, Carolina Papaleo y Cristina Vanegas, entre otros. También un sinnúmero de políticos convocados de diferentes colores partidarios, en su gran mayoría de las mismas columnas de CFK.

Afuera la pantalla grande mostraba paraguas que protegían a los militantes y público en general, nerviosos y con mucha ansiedad. Hasta se mostraron lágrimas de fanáticos, como si rezaran la vuelta de la ex Presidenta.

Foto: CFK Instagram

Los canales de TV y radio transmitían cada reflexión breve de todos los allegados y hasta hubo periodistas de TN y Canal 13 que insinuaban, desde sus programas, que la ex mandataria había exigido a sus militantes la compra del nuevo libro «Sinceramente» para así demostrar que su nueva inspiración hoy llega a todos los hogares de los argentinos . Por otro lado, Víctor Hugo Morales, desde C5N, desmentía el hecho y se regodeaba con las miles de personas que estaban allí convocadas. Crónica TV , América 24, Améríca TV, Canal 26 y La Nación también analizaban desde estudio y exteriores. Todo era un panorama para estar expectantes a cada segundo.

Màs artìculos afines  El Valle Calchaquí ofrece nuevos rincones para vinos de altura

Al cumplirse la hora, apareció Cristina, secundada por la presidenta de la Feria del Libro María Teresa Carbano, quien manifestó «La presentación del este libro hoy contrasta con la difícil situación que atraviesa nuestro sector».

A su turno, le tocó la palabra a Juan Ignacio Boido, editor de Penguin Random House   a quien se mostró muy honrado por haber editado «Sinceramente»

Allí, y a su turno, la ex presidenta comenzó: “Quiero agradecer a Alberto Fernández por la idea de escribir este libro. El título iba a ser Néstor y yo y yo le agregue nuestros hijos también. Bien de familia, el memorándum con Irán y después el libro fue ocurriendo»

Posteriormente y elevando el tono de campaña pero sin dejar la coherencia, ella expresó: ‪«Es necesario un contrato social de ciudadanía responsable. Involucra a todos: un empresario, un dirigente sindical, un intelectual, un operario, un cooperativista y el que tienen un plan de trabajo. Que el compromiso sea de todos»

Luego hubo otras frases tales como «Muchas veces se etiquetan o se ponen cosas y por allí bueno, ustedes lo habrán escuchado, los planeros, choriplaneros, etc. La verdad es que Néstor Kirchner asumió como presidente de todos los argentinos, en medio de una crisis muy importante en el 2003″.»

De este modo, continuó «Sinceramente, compatriotas estamos en un momento muy especial de nuestro país y de nuestra historia. Es necesario aportar este tipo de debates y discusiones y sinceramente como lo digo y es el aporte que puedo hacer y dar, para que entre todos podamos construir algo diferente, algo diferente a todo».

Al finalizar, arrojó otra frase clave «Me acuerdo cuando impulsábamos el consumo y el mercado interno, miren lo que está pasando en Estados Unidos, la economía vuela, tienen el índice de desempleo más bajo de hace 50 años, teóricamente la Reserva Federal debería subir la tasa de interés para, precisamente, que la economía baje. Pero no, algunos se dieron cuenta que tenían que volver a generar trabajo industrial para volver a generar riquezas. Sería bueno que aquellos que viajan allá, imiten lo que hacen allá en Estados Unidos».

El acto finalizó y CFK volvió a casa firmando libros. Luego, un secretario, desde su departamento de la calle juncal, salió a los quince minutos para recoger más ejemplares y devolverlos con la firma de la la mujer que hoy, más allá de banderismos políticos, es todo un fenómeno político, actual y enigmático.

Màs artìculos afines  Córdoba: detuvieron a una mujer acusada de prostituir a su hija de 10 años