APYME adhiere al paro. Por un proyecto productivo nacional

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) expresa su apoyo a los fundamentos del paro nacional dispuesto para mañana 30 de abril por una amplia representación de los trabajadores.

La entidad advierte que un marco de recesión, fuerte inestabilidad cambiaria, inflación de más del 50%, tasas que superan el 70%, cierre de 40 empresas por día, masiva pérdida de puestos de trabajo y continuo aumento de la pobreza y la indigencia, el problema para las Pymes no pasa por una medida de fuerza sino por las graves consecuencias de un modelo económico que destruye el trabajo y la producción en la Argentina.

Lejos de tomar nota de los masivos reclamos que se han venido realizando por un drástico cambio de rumbo, el Gobierno se ha limitado al anuncio de una serie de medidas de “alivio” parciales e ineficaces. En realidad el objetivo es atenuar, bajo un sesgo electoralista, la percepción social de los males que esas mismas políticas generan y profundizan.

Pero no todos pierden: mientras se desoyen las advertencias sobre un seguro empeoramiento de las condiciones económicas y sociales, la continuidad de las actuales políticas seguirá beneficiando al complejo agroexportador, la especulación financiera, las corporaciones formadoras de precios y las empresas energéticas y mineras.

Ante una nueva conmemoración del 1 de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, APYME vuelve a expresar su convicción de que las Pymes y los trabajadores forman parte de un mismo entramado económico y social cuyo destino está fuertemente ligado con el mercado interno y la producción nacional.

La entidad insta a las autoridades a asegurar el respeto del legítimo derecho de la población a peticionar y a escuchar el reclamo de amplios sectores productivos, sociales y políticos que exigen un cambio de rumbo hacia un país soberano, con industria, desarrollo y equidad social.

Màs artìculos afines  Mensaje del Papa Francisco para la jornada mundial de oración por las vocaciones 2018