Bolsonaro ya piensa en evitar otro mandato

(ANSA) – BRASILIA, 9 ABR – Jair Bolsonaro cumple cien días de gobierno este miércoles y acaso desista de la reelección al tiempo que ratifica sus prioridades de política externa, mientras los sondeos revelan índices de reprobación sin precedentes para un gobernante en el inicio de su gestión. Bolsonaro afirmó que es objeto de una «presión muy fuerte» de parte de sus allegados para presentarse como candidato a la reelección en 2022 «si voy bien en el gobierno», que se inició el 1 de enero pasado.
Además expresó su disposición a renunciar a un segundo mandato a cambio de que el Congreso apruebe «una reforma política» que introduzca cambios estructurales en el sistema político.
Y opinó que la «reelección es una desgracia para el país, para buscar reelección el presidente se endeuda» y comete arbitrariedades que luego son perjudiciales para la sociedad.
Los sondeos de varias agencias coincidieron en que Bolsonaro tuvo una baja en su aprobación inédita para un gobernante al inicio de su gestión.
La encuesta publicada el domingo por Datafolha mostró que el gobernante cuenta con el 32 por ciento de imagen positiva contra el 30 por ciento de registro «malo o pésimo», mientras el 33 por ciento lo ve como regular.
Hace dos semanas la consultora Ibope perdió 15 puntos de popularidad entre enero y mediados de marzo.
El ex militar dijo que no va a «perder tiempo» en comentar la medición de Datafolha aunque reconoció que en estos primeros cien días «me hubiera gustado andar más rápido».
Y atribuyó la falta de dinamismo del gobierno a que «tenemos un gabinete nuevo, nuestros ministros no tienen una vivencia política (previa), hubo algún ruido con el Parlamento lo que atrasó la implementación de algunas propuestas».
Pero se mostró satisfecho con el balance general al recordar «yo no quise colocar en los objetivos temas que no podríamos cumplir en los (primeros) cien días».
Bolsonaro adoptó un tono optimista al prever que si el Congreso aprueba la reforma de la previsión social va a «dar señal verde a mercado, esto aumenta la confianza de los inversores y se crea empleo, y allí se disminuye la violencia».
En materia de política externa reforzó su posición sobre Venezuela con la reiteración de que está dispuesto a dar apoyo a Estados Unidos en una eventual acción militar contra Venezuela.
«Nuestra intención, junto a los estadounidenses, es que haya una fisura en el Ejército (venezolano), porque es éste el que todavía le da sustentación a (Nicolás) Maduro, son las Fuerzas Armadas las que deciden si un país vive en democracia o en democracia», sostuvo. Tres semanas atrás la situación en Venezuela fue uno de los principales temas del encuentro entre Bolsonaro y su par estadounidense, Donald Trump, en la Casa Blanca. Al finalizar aquella reunión en Washington Trump dijo, en conferencia de prensa, que no descartaba la hipótesis de una intervención armada. «Quien está en la vanguardia es Estados Unidos. Trump dijo que todas las posibilidades están sobre la mesa. Qué son todas las posibilidades? Son todas las posibilidades, punto final», señaló el mandatario y ex capitán del Ejército. A lo que agregó, «qué puede hacer Brasil?. Vamos a suponer que haya una invasión militar (a Venezuela, NDR), allí la decisión va a ser mía pero primero voy a escuchar al Consejo de Defensa Nacional y al Parlamento. Venezuela no puede seguir como está».

Màs artìculos afines  Las de Barranco en La Clac