Se derrumba la imagen del Gobierno y sus principales dirigentes

Un sondeo del Grupo de Opinión Pública evaluó el humor social en relación a la imagen del gobierno de Cambiemos, los principales dirigentes y funcionarios del oficialismo y la oposición, arrojando números verdaderamente alarmante para Cambiemos, con un marcado deterioro de los indicadores de expectativas de la población.

Si bien la tendencia es a una baja generalizada en la imagen de la mayoría de los dirigentes de todo el arco político, para los oficialistas como Mauricio Macri y sobre todo María Eugenia Vidal, el desplome es más pronunciado y marca una constante desde abril de este año, cuando comenzó la crisis cambiaria.

En aquel momento la imagen positiva de Macri llegaba al 47 por ciento, mientras que la gobernadora alcanzaba el 52,5 por ciento. Sin embargo, en la medición correspondiente a octubre el primer mandatario solo cosecha un 21,8 por ciento de apoyo, y Vidal llega al 31,8 por ciento, en un empate virtual con Elisa Carrió (29,7) y Horacio Rodríguez Larreta, que desde junio se mantiene constantes en el orden del 30,5 por ciento.

Para la oposición el impacto comenzó a notarse a partir del mes de mayo, aunque en este caso con importante altibajos en la imagen de los dirigentes principales. La ex presidenta Cristina Kirchner tuvo una remontada que disparó sus valores de aprobación del 40,2 por ciento en mayo al 48,8 en agosto, sin embargo a partir de allí volvió a sufrir una caída y ahora se ubica en el 45,9 por ciento de aprobación, que todavía le alcanza para superar a los oficialistas.

Sergio Massa, por su parte, tuvo una merma sensible entre mayo y junio, al pasar del 42,7 al 38,1 por ciento de imagen positiva sin lograr volver a superar la línea de los 40 puntos a pesar de una mejora que hoy lo tiene en el 39,8 por ciento de aprobación, muy cerca de Florencio Randazzo, otro de los opositores medidos por esta encuesta.

Màs artìculos afines  El MST lanzó la fórmula nacional Bodart-Ripoll

Pero el estudio también evaluó la aprobación general del gobierno y allí los datos son todavía más preocupantes para Cambiemos. Es que el 70,4 por ciento de los encuestados desaprueba la gestión, contra una 21,7 que aprueba “algo” y apenas un 7,4 que aprueba “gran parte”. En este ítem incluso el gobierno bonaerense se ve afectado y si bien consigue mayores apoyos, hay un 64,1 por ciento que lo desaprueba.

Aún con diferencial negativo, quien sale mejor parado es Rodríguez Larreta, ya que el jefe de Gobierno porteño cosecha un 59,5 por ciento de rechazo, el volumen menor entre las tres principales administraciones de Cambiemos.

Finalmente, una amplia mayoría de los encuestados coincide en que Macri beneficia a los ricos, que se lleva la opinión del 74,2 por ciento y quizá el único dato alentador para el oficialismo es el que cierra la encuesta y muestra una división entre la oposición, con un 36,7 por ciento que cree que el gobierno ya fracasó y hay que volver al kirchnerismo y un 38,8 que coincide con el fracaso, pero opina que hay que buscar una alternativa.

El estudio se realizó en el área metropolitana entre el 3 y el 10 de octubre con un universo de 500 casos con preguntas cerradas y con un margen de error estadistico de +- 4,5 por ciento. Fuente: Agencia Nova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *