Cómo intentar salvar un teléfono que se ha mojado

Por Nacho Requena Molina. Estás con el teléfono móvil en el baño y se te cae al agua. Puede que esto te haya ocurrido alguna vez, y donde decimos “baño” puedes colocar “piscina”, “playa” o cualquier sitio donde el agua esté presente (incluso por la calle en un día de lluvia y que acabe en un charco, todo sea dicho). Aunque circulan muchos mitos por la Red, no todos son ciertos. Vamos a enseñarte a cómo intentar salvar un teléfono que se ha mojado.

El arroz

El método del arroz fluye entre los usuarios como si fuera agua –dejamos el chiste, vale-. A pesar de los mitos que corren tras de él, la única realidad es que este truco funciona. Eso sí, con bastantes excepciones.

El arroz absorbe la humedad, es algo innegable. Pero no esperes que se convierta en un milagro propio del servicio técnico de una afamada compañía. Para que haga algo de efecto lo ideal es desmontar todas las piezas posibles y sumergirlas (menos las de plástico) dentro de un saco de arroz. Déjalo descansar durante unas 48 horas aproximadamente y vuelve a encenderlo, que lo mismo tienes suerte (por cierto, la avena funciona mejor que el arroz).

El alcohol

Si limpiamos muchas piezas con alcohol, ¿por qué no hacemos lo propio con un teléfono mojado? Esta lógica tan sencilla no la aplicamos cuando nuestro smartphone se empapa de agua… y es una pena. El alcohol que podemos encontrar en casa, con más de un 90% de pureza, es magnífico para salvar el teléfono móvil. Esto sucede gracias a que el alcohol se evapora, es decir, se marcha sin dejar rastro y se lleva el agua de paso.

Màs artìculos afines  Corta vida de la ley de tarifas: fue vetada

Nuestro consejo es que apagues el teléfono en cuanto se moje, retires la batería y sumerjas el smartphone en alcohol (la batería no, cuidado). Déjalo descansar dentro durante dos minutos, espera que el alcohol se seque y ten de nuevo suerte.

Deja un comentario